Bienvenido a Blog y Noticias

Formación de profesores en el contexto de inclusión escolar de alumnos/as migrantes venezolanos/as.

POR: DANIEL GORDILLO SANCHEZ| SEMANA DE LA EDUCACION – ODISEA EDUCATIVA

El contexto de la actual emergencia migratoria venezolana en Brasil se evidencia en todo el  territorio nacional. Según la Organización Internacional para las Migraciones (2020), hay  presencia de migrantes y refugiados de Venezuela en todas las unidades federativas del  Brasil y en el Distrito Federal, siendo que aproximadamente el 36% de esas personas se  encuentran en edad escolar (menor de 18 años). A la luz de este panorama, se observan en  el horizonte dos desafíos fundamentales: a) promover el acceso e inclusión escolar de  aquellas personas que aún no frecuentan las escuelas públicas brasileñas; b) garantizar las  condiciones para la permanencia del público ya matriculado en el sistema escolar,  minimizando la evasión y favoreciendo la adaptación e integración.  

Con relación al segundo punto, es primordial que las redes municipales y estatales de  enseñanza de Brasil desarrollen planes de acción, protocolos y/o estrategias que fortalezcan  la discusión al respecto de la diversidad lingüística-cultural dentro del cuerpo docente y  administrativas de las escuelas, considerando la necesidad de la adaptación social, cultural  y lingüística de proyecto político-pedagógicos, currículos, contenidos y prácticas  cotidianas. Así, en este texto intentamos destacar algunos elementos para la planificación y  ejecución de capacitaciones de docentes enfocadas en el desarrollo de prácticas  profesionales y humanas basadas en el multiculturalismo y los derechos humanos.  

Al contextualizar el surgimiento de los conceptos de identidad y diferencia en la escena  pedagógica, Silva (2005) destaca la importancia de los flujos migratorios para el debate  sobre la cultura, en el sentido de problematizar los conceptos de “respeto”, “tolerancia” y  “convivencia”. Para este autor, en un plan de formación multicultural crítico, la diferencia  es permanentemente cuestionada. En la misma línea de raciocinio, Candau (2008), defiende  la perspectiva del multiculturalismo interactivo o interculturalidad, que reconoce la  interrelación entre distintos grupos culturales en la escuela y el hecho que estos encuentros  están pautados por relaciones de poder fuertemente jerarquizados, marcadas por el prejuicio  y la discriminación, procesos que deben ser evidenciados y encarados por la escuela. En ese  sentido, se observa que la relación migración-educación esta permeada por cuestiones  histórico-económicas y arreglos políticos que se manifiestan en la cotidianeidad de las  relaciones escolares (Barlett; Rodríguez; Oliveira, 2015).  

De la misma forma, Arroyo (2013) evidencia los desafíos de pensar la diversidad cultural  en los planes de formación y propuestas de formación docente, argumentando que es  fundamental superar las visiones idealizadas de la cultura, proponiendo una postura más  politizada y comprometida de los procesos de conformación de las identidades y culturas,  que lleven en cuenta la memoria, cultura, valores, identidades personales, itinerarios y  subjetividades de educadores (as) y educandos (as).  

La presencia de niños (as) y adolecentes venezolanos (as) en las escuelas brasileñas exige  respuestas institucionales que reflejen de forma estructural las tensiones, dramas,  oportunidades y desafíos de la migración, lejos de una perspectiva folclórica, esencialista o  meramente inclusiva de las culturas, subjetividades e idiomas. La formación de profesores  (as) constituye una poderosa herramienta para promover relaciones escolares basadas en el  respeto y la empatía, en donde exista un proceso de concienciación sobre la diversidad de  identidades culturales, sus demandas, historicidades y expresiones.  

Al tratar la inserción de la multiculturalidad en las propuestas curriculares y en los  documentos oficiales, Imbernón (2016), apunta a la necesidad de reconocer la existencia de  una sociedad plural y diferenciada, así como el desafío de analizar y actuar en la realidad  social, intentando eliminar situaciones de segregación y discriminación. Destaca aún, que  asumir la multiculturalidad exige un cambio de las actitudes de los profesores (as) y de la  escuela como institución. Por lo tanto, defiende la búsqueda de soluciones que auxilien al  cuerpo docente en la inserción de valores y principios multiculturales en sus clases,  enfatizando la importancia de mecanismos de participación colectiva, que favorezcan el  intercambio de ideas, problemas, experiencias, propuestas, materiales y el diálogo con la  comunidad.  

En Brasil, el tema del multiculturalismo o diversidad cultural en los planes de formación  surge en la década de 1990 y toma forma en el tema transversal Pluralidad Cultural de los  Parámetros Curriculares Nacionales, en 1998. En el curso de Pedagogía de la Universidad  Federal de Paraíba, por ejemplo, la disciplina Educación y Diversidad Cultural es  incorporada al Proyecto Pedagógico del Curso en 2006, aún en vigor. Sin embargo, temas  como migración internacional, particularmente la reciente migración Venezuela-Brasil, por  su novedad, no aparecen en la literatura académica y menos en la formación docente.  

En el contexto actual de aislamiento social, provocada por la pandemia mundial, en donde las herramientas tecnológicas viabilizan espacios virtuales de aprendizaje, observamos la 

posibilidad de planificación y desarrollo de formación a distancia, que pueden incluir  diversas comunidades de docentes en el territorio nacional, alcanzando a las escuelas que  trabajan directamente con la población migrante. El proceso formativo debe de tener por  objetivo sensibilizar los (as) docentes sobre el fenómeno de la migración venezolana, 

promoviendo la reflexión teórica-crítica sobre la diversidad lingüística y cultural y el  conocimiento sobre las especificidades étnicas, socioculturales y lingüísticas de los (as)  estudiantes extranjeros (as).  

Destacamos algunos elementos que pueden ser abordados en esos espacios formativos: a)  presentación panorámica sobre las migraciones forzadas y refugios en América Latina y  Brasil; b) presentación de prácticas, costumbres y hábitos del pueblo venezolano, así como  de aspectos generales del proceso que desencadenó esta corriente migratoria; c) desarrollo  de competencias lingüísticas básicas o instrumentales en lengua española: saludos,  vocabulario de la escuela (instrumentos, instalaciones, equipamientos y rutinas  pedagógicas) y vocabulario de la cotidianeidad (comida, clima, ropas etc.) d) reflexión  sobre prácticas pedagógicas interculturales, que permitan valorizar las identidades y  diferencias en la escuela, a partir de premisas y teorías pos-críticas de la educación; e)  participación de las familias y estudiantes venezolanos (as) mediante testimonios  sincrónicos o grabados en formato video o audio, en los cuales ellos/ellas puedan expresar  sus vivencias en el sistema escolar brasileño; f) finalmente, enfatizamos la importancia del  trabajo colaborativo y dialógico a través de alianzas entre las secretarias estatales y  municipales de enseñanza y las universidades, centro de investigaciones y equipos de  investigadores (as), con el intuito de pensar conjuntamente en estrategias calificadas,  contenidos y metodologías de enseñanza-aprendizaje.  

Creemos que esos espacios formativos pueden favorecer las condiciones y posibilidades  para esos (as) estudiantes y sus familias tengan posibilidades plenas de desarrollo y  reconocimiento. De la misma forma, pueden tener impacto significativo en la  transformación del currículo escolar, entendiéndolos como “prácticas de significación, de  atribución de sentidos” (Lopes; Macedo, 2011, p.41). Ciertamente, el fenómeno de la  migración venezolana exige un currículo abierto a dialogar con las diversas culturas,  memorias, lenguas, identidades y diferencias, tejiendo nuevos diálogos, encuentros y  (re)descubrimientos.  

Daniel Gordillo Sánchez

Candidato a Doctor en Educación de la Universidad Federal de Paraíba (UFPB, Brasil), en la línea de  investigación de Estudios Culturales de la Educación. Magister en Antropología Social de la Universidad  Federal de Santa Catarina (UFSC, Brasil). Graduado en Antropología de la Universidade Federal da  Integração Latino-americana (UNILA, Brasil). Graduado en Bibliotecología de la Pontificia Universidad  Javeriana (PUJ, Colombia). Miembro del Consejo Editorial de la Revista Escrita da História (Qualis A4,  ISSN: 2359-0238). Tiene experiencia e intereses en las áreas de: educación, relaciones étnico-racionales,  cultura en el espacio escolar y migración.

Palabras Clave: Formación de profesores/as. Migración venezolana. Multiculturalidad.  Escuela. 

Referencias bibliográficas.  

ARROYO, Miguel. Currículo: território em disputa. Petrópolis, RJ: Vozes, 2013. 

BARLETT, Lesley; RODRIGUEZ, Diana; OLIVEIRA, Gabrielle. Migração e educação: perspectivas socioculturais. Educação e Pesquisa, v.41, dez., 2015. p.1153-1171. 

CANDAU, Vera Maria. Multiculturalismo e educação: desafios para a prática pedagógica. In: _____________ Multiculturalismo: diferenças culturais e práticas pedagógicas. Petrópolis, RJ: Vozes, 2008. p.13-37. 

IMBERNÓN, Francisco. Qualidade de Ensino e Formação do Professorado: uma mudança necessária. Cortez Editora, 2016. 

LOPES, Alice; MACEDO, Elizabeth. Teorias de currículo. São Paulo: Cortez, 2011. 

ORGANIZAÇÃO INTERNACIONAL DAS MIGRAÇÕES. Operação acolhida: Brasil – Junho/2020. 2020. Disponível em: <https://r4v.info/es/documents/details/78266>. Acesso em: 22/09/2020. 

SILVA, Tomaz Tadeu da. Documentos de identidade: uma introdução às teorias do currículo. Belo Horizonte: Autêntica, 2005.