Bienvenido a Blog y Noticias

Libertad en Pandemia

POR: “LA FACULTAD” | ABG. GÉNESIS HUNG

En cuanto a la libertad, ¿qué nos señala la Declaración Universal de los Derechos Humanos?

Artículo 1. “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”.

Artículo 3. “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”.

Artículo 13. “1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado…”.

Artículo 20. “1. Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas….”.

También conseguiremos artículos que nos hablarán de libertad de pensamiento, de expresión y de religión, pero en cuanto al tema que nos ocupa en esta oportunidad nos centraremos en la libertad de circulación. Es cierto que todos los artículos anteriores la defienden, pero la misma Declaración Universal de los Derechos Humanos en su artículo 29, párrafo segundo nos indica lo siguiente:

“En el ejercicio de sus derechos y en el disfrute de sus libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática”.

Es decir, que para el buen ejercicio de estas libertades, el mantenimiento del orden público y de la seguridad de los países, la preservación de los valores morales así como el respeto de los derechos ajenos conducen necesariamente a restringir algunas libertades en caso de ser necesario.

Esto nos lleva al meollo del asunto “la libertad en pandemia”, una libertad que irremediablemente se ha visto restringida y que dichas restricciones han causado polémicas a nivel mundial. En los Estados Unidos muchos salen a las calles sin seguir ni la más mínima de las medidas y cuando son abordados por las fuerzas policiales se amparan en la cuarta enmienda. En el resto del mundo se amparan en sus libertades alegando que no creen que el virus exista (a pesar de las miles de muertes), que tienen derecho a ser libres o una de las más famosas excusas: “es que la mascarilla me da calor”.

Pero ¿qué pasa cuando la libertad de uno afecta los derechos de otros? es ahí amigos míos cuando el caos aparece.

Por eso es oportuno que subrayemos uno de mis conceptos favoritos: “el bien común”. Ocupó un lugar destacado en la filosofía política y social de Aristóteles (1984a) y Tomás de Aquino (1981 y 19979), aunque perdió vigencia con la filosofía occidental, recuperó su relevancia ante las experiencias de los totalitarismos y ante los desarrollos de las últimas décadas.

El bien común consiste en la creación de las mejores condiciones sociales posibles en cada momento para que cada persona y todas las personas puedan vivir de acuerdo a su dignidad y realizarse como personas. Tiene cuatro ideas básicas:

  • El respeto a la dignidad de la persona y la búsqueda de su reconocimiento práctico.
  • El desarrollo social justo, de forma que se facilite a cada uno lo que necesita para una vida verdaderamente humana.
  • La paz como la estabilidad y la seguridad de un orden social justo.
  • La prioridad de las necesidades de los empobrecidos.

El bien común no es una cuestión de caridad, que no se mal interprete. El bien común está sujeto a la idea de que queramos o no, no estamos solos en este mundo, convivimos con otras personas, otras personas que en muchos casos son necesarias para que el mundo funcione y para eso es primordial velar siempre por el bien común.

Muchos de los problemas en nuestro mundo comienzan o han comenzado porque hemos olvidado proteger al bien común y es lo que sucede justo hoy en época de pandemia. Ante esto quiero compartir con ustedes parte del análisis del filósofo español Daniel Innerarity, alguien bastante politizado en sus palabras (para mi gusto) pero que definitivamente tiene puntos muy importantes que recalcar:

“Ha surgido con fuerza una manera de entender la libertad como la ausencia de trabas para hacer lo que yo quiero, que es una manera de ver la libertad, a mi modo de ver, muy unilateral. Una manera de entender la libertad como si en el fondo lo que yo tuviera es una libertad para contagiar…”.

“Creo que la pandemia, entre otras cosas, lo que ha puesto de manifiesto de una manera inquietante es cómo la libertad de uno está vinculada con la libertad de otro, el comportamiento de uno tiene efectos sobre el comportamiento del otro. Esto ya lo sabíamos antes de la pandemia, no hacía falta que un virus nos lo señalara, pero el virus lo ha puesto con una evidencia brutal, el destino de los demás está en mis manos. Además, en este caso, en el sentido absolutamente literal de que yo me ponga una máscara, de que yo respete una distancia, depende literalmente la vida y la muerte de los demás”.

“El hecho de que la pandemia ponga esto de manifiesto de una manera tan evidente suscita en algunos un comportamiento responsable, por lo tanto, una preocupación por cuidar de esos actos, y en otros, una reacción desmesurada o irresponsable de gente que ya antes de la pandemia no quería cuidar de nadie ni preocuparse de lo público, de lo común o de los demás y esa es la gran cuestión de fondo aquí”.

Para culminar quiero dejarles como reflexión una muy conocida frase del escritor, filósofo y activista político Jean-Paul Sartre:

«Mi libertad se termina dónde empieza la de los demás»

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Genesis.png

Abg. Génesis Hung

Egresada de la Univ. Santa María / Ccs – Vzla.

Creadora de:

@laabogadorosa

La Facultad

¡Conocimiento a tu alcance!

https://www.instagram.com/somoslafacultad/

Contacto:

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es LogoWhatsArticulos-1.png
Grupo de Whatsapp | La Facultad
chat.whatsapp.com/IzcPHVmhP0eL3Zc8H94RWv

Las ideas aquí expresadas son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la postura editorial de Odisea Educativa.